Meditación: herramienta y droga

juicio-balanza-justiciaLa meditación puede ser usada como herramienta para mejorar nuestra habilidad de estar presentes, con la mente más despejada y con mayor sensación de arraigo interior y paz, eso es de dominio público y cada vez tiene más salida mediática y difusión.

La meditación como herramienta, así como la actividad artística, el baile, las actividades creativas, etc son especialmente indicadas para los seres humanos cuya tendencia crónica es el desequilibrio en su mente tendiente al uso excesivo del hemisferio cerebral izquierdo (análisis, pensamiento lineal, matemático, lenguaje y habilidades relacionadas con el pensamiento científico y organizacional).

No es que el hemisferio izquierdo sea únicamente el que gestione estas áreas, ya que el tema es algo más complejo que derecha-izquierda, pero como generalización no va muy desencaminada y en aras de hacerlo simple lo dejaremos así.

Cuando el uso del hemisferio cerebral izquierdo es desmesurado de manera crónica las personas desarollan mucho este lado del cerebro, se vuelven muy controladoras, muy escépticas, se desconectan de su intuición e intentan mantener bajo control sus emociones. Para ellas es bueno y recomendable usar la meditación como herramienta para llevar al equilibrio al cerebro y pensamiento, de la misma forma que si se tiene la tendencia a la presión arterial alta es bueno llevar a cabo pequeñas acciones que tiendan a bajar la presión arterial regularmente, tales como influir en la alimentación y los hábitos diarios.

En este sentido la meditación está demostrando repetidamente ser muy útil para reducir los niveles de estrés, armonizar el estado de ánimo y ayudar a las personas a ganar cierta “perspectiva” sobre sus asuntos cotidianos cuando están muy “metidos” en ellos y ayudarles a desapegarse de una manera sana de sus, a menudo insistentes pre-ocupaciones.

La meditación es por otro lado una herramienta de drogadicción endógena, es decir, el cuerpo cuando estamos meditando (especialmente transcurridos unos minutos) empieza a liberar importantes dosis de químicos, a alterar nuestro sistema hormonal relajándolo profundamente, a indicar a nuestro cerebro que la facultad de pensar en modo “izquierdo” no es tan necesaria en ese momento y a decirle que active las áreas cerebrales del hemisferio derecho, vinculadas con el pensamiento holístico, el pensamiento atemporal, la imaginación, la creatividad y la intuición.

Como droga para las personas tendientes a usar demasiado el lado izquierdo del córtex es buena, ya que es de fabricación interna, el cuerpo la entiende y sus efectos secundarios sobre un cuerpo con mucha química de estrés y hormonalmente sobre-revolucionado, es justamente positiva, ya que lleva los niveles a umbrales más sanos y equilibrados.

No es poco común que al sentarnos a meditar, al cabo de un rato nos hayamos dado un “vuelo” imaginativo, influidos por el cambio de química de nuestro cerebro y la fuerte activación de las áreas del hemisferio cerebral derecho.

Personas como los artistas, creativos, comunicadores, inventores, escritores, humanistas, religiosos y espirituales, etc… son seres humanos cuya tendencia crónica es a usar el hemisferio cerebral derecho en preponderancia crónica.

sondaggio-drogaEs en este punto en el que la meditación deja de ser una herramienta y para ellos constituye una droga en el mal sentido del término.

Cuando el desequilibrio derecho del córtex cerebral se acentúa, puede tener como consecuencia un incremento en la radicalización y fanatismo del pensamiento, especialmente el religioso o espiritual, la hiper-susceptibilidad emocional, el sobre-dimensionamiento de la percepción subjetiva por sobre la realidad objetiva, la tendencia al pensamiento mágico y la falacia, la credulidad e ingenuidad y fuertes dosis de subyugación y mentalidad esclava. En definitiva, el extremo contrario al del hemisferio cerebral izquierdo.

Lo que ocurre en este caso con la meditación, es que para las personas que tienen la tendencia a descompensarse hacia el hemisferio derecho, la meditación actua como una exacerbación del estado emocional y en vez de ayudarlas al equilibrio hace justo lo contrario. En este caso el trabajo de reequilibrio tiene mucho más que ver con aprender a pensar por sí mismos, ejercitar su concentración, su habilidad para estudiar en profundidad los temas y no dejarse llevar tanto por las generalizaciones y las “visiones holísticas” o emocionales de las cosas, sino desmenuzar, analizar, entender y crearse una relación sana con su propia mente, aprender a pensar con sus propios pensamientos y a crear sus propias posturas mentales sin depender continuamente de ideas de “maestros, profesores, iluminados” etc…

A fin de cuentas, se trata de una cuestión de equilibrios, equilibrio entre nuestro hemisferio racional y nuestro hemisferio emocional del cerebro. Es quizás, una cuestión de síntesis.

Muchos de nosotros tenemos una cierta tendencia a desequilibrarnos hacia uno u otro lado en diferentes ámbitos de nuestras vidas, no necesariamente hemos de estar en todos los planos hacia un mismo lado.

La consciencia, esa habilidad para observar y detectar patrones y significados en nuestro interior y a nuestro alrededor, es justamente la que nos proporciona las herramientas para empezar a detectar, entender y así posteriormente corregir mediante la acción nuestras inclinaciones cuando se van demasiado del balance.



4 comments on “Meditación: herramienta y droga
  1. karen dice:

    Hola! la verdad es que por mi mismo no entiendo su afirmacion cuando dice que la meditacion nos lleva a potenciar el predominio del hemisferio derecho frente al izquierdo. espero que me lo pueda explicar o sugerir alguna fuente donde se habla sobre ello.

    además estária agradecido si especificara el tipo de meditacion que estamos tratando, porque si no he entendido mal, los hay de diferentes tipos. Creo que no es facil definir la meditacion o entender su efecto.

    yo he tocado un tipo de meditacion bastante especifico, que se llama vipasana, el objetivo del cual es potenciar la atencion y no la concentración. tener más atención nos lleva a controlar a nosotros mismos. Ahora creo que es peligroso tener ese control, porque cuando tenemos prejuicios sobre lo que queremos ser, nos auto censuramos. hay meditaciones terapeuticas tipo chikung o diversas tecnicas taoistas, hay meditaciones cristianas (me parece a mí que consiste en concentrarse en el cristo o algo así) todos estos se llaman meditacion.

    • amyca dice:

      Hola :),

      La meditación (cuando hablamos de técnicas pasivas como la vipassana, la trascendental, o las enfocadas a sentir el “ser” o la “energía” del cuerpo) son técnicas que afectan al interior del humano y le inducen a tener una serie de estados interiores en los que predomina un cierto balance químico específico.

      Cuando estamos estresados o hemos permanecido mucho tiempo haciendo algun trabajo mental cansado o tenemos la mente acelerada en exceso la meditación de este tipo sirve como contrapeso y nos ayuda mediante los químicos que segrega el cuerpo a relajarnos, calmarnos y centrarnos.

      En muchos casos sirve también para tomar una distancia sana cuando hemos vuelto un tema excesivamente personal y nos hemos apegado a el.

      Por otra parte, como toda técnica que modifica el estado interior tanto anímico como químico, el exceso de meditación lleva a otro desequilibrio diferente que es aquel en el que el extremo polar contrario toma predominancia y nos quedamos enganchados y apegados a nuestra subjetividad hasta el punto de confundirla con la realidad objetiva.

      Esto ocurre especialmente cuando la práctica de la meditación va combinada con una mala comprensión de la ley de correspondencia (como es arriba es abajo) y lleva gradualmente a la persona a creer que sus impresiones y sugestiones interiores son la verdad y que todo emana de su propio “estado meditativo”.

      Eso lleva a las personas a instalarse en el Solipsismo, una falsa ideología que actualmente está muy de moda en los círculos “meditativos” a lo largo y ancho del mundo. te sugerimos informarte profundamente al respecto.

      Un abrazo!

  2. Flor dice:

    Interesante. Creo que utilizada en equilibrio es una fuente de dicha y conexión con el Universo. Ahoga bastante al ego, generador de todos los problemas que puedan tener personas que utilizan tanto el hemisferio derecho como el izquierdo con mayor tendencia, es decir todo ser humano. Estoy de acuerdo en no meterse demasiado hacia adentro y empezar a necesitar estar aislado o vivir en una montaña. Lo interesante es vivir en sociedad y realizar algunas de nuestras actividades diarias meditando, como por ejemplo limpiar, bailar. Sostengo que el silencio profundo y la dicha que se experimenta es increíble, y no creo que haya droga que supere eso. Realmente si se enseñará a meditar a los niños el mundo sería muy distinto, niveles de violencia y estrés serían muy bajos. Se trata de conectarse con el interior de uno mismo, no de ponerle la intención a la meditación de que nos relaje y nos quite el estrés. Ese objetivo de entrada bloquea todo para alcanzar la verdadera meditación. Es como un remedio que te cura un rato los síntomas. Todo sigue estando ahí. La meditación también te enseña a hacerte responsable de lo que sentís, a ser consciente de existir.
    Si tomamos la meditación como herramienta no es más que un ejercicio, como ir al gimnasio. Esa no es la verdadera meditación… Va mucho más allá de todo eso. Saludos!

    • amyca dice:

      Hola Flor, agradecemos tu comentario.

      Coincidimos parcialmente en el planteamiento. Nosotros con esta entrada pretendemos despojar a la meditación de ese aura místico que lleva a la gente a pensar cosas como que si los niños meditasen el mundo sería maravilloso o que la causa de todos los males es el ego humano.

      Puede que cierto grado de violencia se atenuase a causa de la meditación, pero, dado que los motivos por los que existe la pobreza y la desigualdad en el mundo, responden a elementos sociales y especialmente económicos, la solución no se haya únicamente en el interior del humano, sino también en el sistema que hemos creado los humanos principalmente.

      Por decirlo en otras palabras, la responsabilidad y por tanto las soluciones están tanto en lo individual como en lo colectivo y medioambiental.

      Sin infravalorar en absoluto las ventajas de la meditación, tenemos que decir abiertamente que uno de los más grandes peligros de la meditación reside justamente en el hecho de que al ser un proceso de drogadicción endógena, el efecto sobre la percepción humana es muy fuerte y lleva a muchas miles, incluso millones de personas a creer que las soluciones de todas las cuestiones que existen se hayan en el interior del humano, cosa que, objetivamente, es falsa.

      Ejemplo: la meditación me puede ayudar a serenarme cuando siento miedo, pero no puede encontrar trabajo por mí.

      Por ello decimos que la meditación es una herramienta útil para determinadas personas o para determinados momentos de nuestras vidas en las que estamos identificados y apegados “patológicamente” a contenido mental del tipo que sea.

      En cuanto a la responsabilidad por lo que uno siente, estando mayoritariamente deacuerdo en lo que dices, una buena pregunta a plantearte sería, ¿una persona que ha sido victima de abuso, es responsable por lo que siente en su interior fruto de esa situación vivida? Si la idea es que somos 100% responsables de lo que sentimos en nuestro interior y por tanto no hay ni bien ni mal, ni buenas ni malas acciones, ni victima ni culpable, nos tememos de que hayas entrado en la dinámica solipsista que genera el abuso de la meditación.

      Si por el contrario ves claramente que la responsabilidad personal sobre lo que uno siente, no está reñida con saber que el que abusa hace el mal y el abusado no tiene la culpa de lo que le ocurre, entonces la meditación tienen un efecto positivo en tí.

      No nos extendemos más, te agradecemos nuevamente tus palabras y esperamos que las nuestras te hayan sido útiles.

      Un abrazo desde Francia.

      Caroline y Marko

1 Pings/Trackbacks para "Meditación: herramienta y droga"
  1. […] otra entrada hablamos de las ventajas de la meditación y de sus riesgos, dejando claro a quién beneficia meditar y a quien le puede perjudicar y de qué […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Canal de YouTube

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Asunto

Tu Mensaje

Tu Archivo